Tasas, créditos y el sistema bancario, bajo el análisis de quienes manejan los números; qué deben tener en cuenta los gerentes financieros en el nuevo contexto

En medio de la turbulencia, los directivos se enfocan en atravesar la tormenta y monitorear sus balances.

“El contexto cambia la conducta del CFO, porque pasa a cubrir su patrimonio, posicionándose en dólares y tratando de cerrar la reserva de valor en moneda extranjera”, confirmó Santiago Mignone, socio director de PwC Argentina. Junto a Juan Curutchet, presidente de Banco Provincia, y Pablo Miedziak, CFO de San Antonio Internacional y miembro del directorio del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), intentaron explicar el panorama de las finanzas a partir de los cambios en la economía.

Los tres integrantes del panel, moderados por Carla Quiroga, periodista de LA NACION, festejaron el cambio de autoridades en el Banco Central . “El programa está a la vista. La Argentina lleva diez meses seguidos de reducción del gasto público. En el marco institucional del acuerdo con el FMI , hay una enorme oportunidad”, destacó Curutchet, quien llamó a los empresarios a no entrar en alerta. “El sistema bancario tiene mucha fortaleza para pasar la peor situación y mucha capacidad de recuperación”, afirmó, y agregó: “Recordemos que no había siquiera crédito bancario en dólares y, en los últimos tres años, subió de US$3000 millones a US$15.000 millones”.

El rol de los bancos será preponderante a la hora de recuperar el crédito, aplicar la tan esperada ley de financiamiento productivo sancionada por el Congreso y sacar provecho a la nueva calificación de mercado emergente. “Habilita un flujo de inversiones que antes estaba vedado. Se estiman entre US$3500 y US$7000 millones a lo largo del tiempo y esa plata permitiría financiamiento bancario para otros jugadores del sector privado”, aseguró, optimista, Curutchet.

“En una empresa tenés que estar como un GPS, recalculando”, reconoció Miedziak. Así es como eligió ejemplificar cómo los ejecutivos del sector privado se reponen ante las variables cambiantes de la economía: “No hay que estar preocupado, pero sí ocupado. Hubo un cambio de rumbo y lo que hay que hacer es recalcular con una nueva tasa de inflación esperada y con un nuevo tipo de cambio”, destacó.

Mignone acompañó la reflexión de Miedziak, pero con una aclaración: “Tuvimos una crisis cambiaria, pero, desde el punto de vista financiero, no vivimos una crisis del sistema, porque no lo agarró con desequilibrios”, sostuvo el consultor cuando Quiroga le preguntó si él y sus clientes estaban preocupados por las turbulencias cambiarias y el posterior acuerdo con el FMI.

Fuente:https://www.lanacion.com.ar/2151934-turbulencia-el-mundo-de-las-finanzas-entre-el-plan-estrategico-y-la-incertidumbre-de-corto-plazo